OTRA VEZ EL PACTO DE METZ (X)

Los Pactos de Juan XXXIII y de Pablo VI fueron profundamente inmorales. Para entonces todas las maldades del comunismo eran más que evidentes. Las Iglesia lo había condenado con dureza.

Las razones de estos pactos sólo ellos las conocen, pero el desconocimiento de las tiranías comunistas no está entre ellas. De hecho, tuvieron que pasar por encima de muchos prelados del Este para implantar esa política.

Lo mismo puede decirse de Francisco. Ha vivido de cerca lo que es capaz de hacer el comunismo en Cuba (1) o Perú, en este caso de la mano de Sendero Luminoso (2), grupo terrorista apoyado por China en su momento.

Todo el mundo es consciente de lo que pasará con la Iglesia en China, todo pacto con este tipo de tiranías es papel mojado. De hecho, en esos países, es asunto de Estado la persecución de la Iglesia, pues tienen muy claro que el espíritu siempre vence a la materia, y que nada hay más peligroso que un hombre con libertad interior. De ahí que en China estén deseosos de este pacto, neutralizarán lo que podría ser un enemigo formidable en el mantenimiento de ese poder absoluto.

Como prueba de la importancia que conceden a la Iglesia transcribo un párrafo de un documento chino que en 1959 enviaron a Cuba para facilitar la persecución de la Iglesia. Hablaban desde la experiencia, ya llevaban 10 años persiguiéndola. El texto viene confirmado por 2 historiadores, un español y un americano. Toda la información dice así:

En 1959 China envió a los dirigentes comunistas iberoamericanos un importante documento estratégico. Este documento es dado como real por los historiadores Ricardo de la Cierva y por el especialista en la historia de la persecución marxista-leninista en China contra la Iglesia, James T.Myers.

El documento va firmado por Li Wei Han el cual, según Myers, era entonces director del Departamento del Frente Unido dentro del Comité Central del Partido Comunista Chino. El título del documento “La Iglesia Católica y Cuba: un programa de acción”. Completa la portada una nueva mención editorial: “Editado por la Prensa de Idiomas Extranjeros de Pekín para el Uso Exclusivo de la Sección Latinoamericana del Departamento de Enlace del Partido Comunista Chino. Impreso en la República Popular China. Documento:

La Iglesia católica, con sede en Roma, es una organización reaccionaria que da origen a actividades contrarrevolucionarias en las democracias populares. Para que las democracias populares puedan continuar su progreso por el camino al socialismo y al comunismo, es necesario primero acabar con la influencia de esa Iglesia católica y sus actividades. La Iglesia católica no es estéril ni impotente. Al contrario, hay que reconocer su poder y tomar una serie de medidas para contrarrestarlo(…)

También hay que evitar que se conviertan en mártires los líderes de las actividades contrarrevolucionarias de la Iglesia. La línea de acción contra la Iglesia es la de instruir, educar, persuadir, convencer y poco a poco despertar y desarrollar plenamente la conciencia política de los católicos por medio de su participación en círculos de estudio y por la participación en actividades políticas. Por medio de los activistas debemos emprender la lucha dialéctica en el seno de la religión. Progresivamente reemplazaremos al elemento religioso con el elemento marxista. Gradualmente transformaremos la conciencia falsa en la conciencia verídica; de manera que los católicos eventualmente destruyan por su propia voluntad y cuenta las imágenes divinas que ellos crearon. Esta es nuestra línea de acción en la lucha por la victoria contra la Iglesia católica contrarrevolucionaria.

A continuación presentamos un programa de tácticas que se empleó con éxito en la República Popular China para la liberación del pueblo chino de la influencia de la Iglesia católica imperialista de Roma.

NOTAS

  1. Sería un detalle que hubiese dedicado la mitad de energía para intermediar por los balseros, exiliados y represaliados cubanos que el dedicado a los dirigentes europeos para presionarles a acoger inmigrantes musulmanes.
  2. En su reciente visita a Perú el Papa hizo la siguiente declaración “¿Saben lo que es la monja chismosa? Es terrorista, peor que los de Ayacucho hace años”. Lo de Ayacucho se refería a las actividades de Sendero Luminoso. Los cálculos más conservadores hablan de más de 12.000 asesinados en menos de 20 años. Ahorraremos detalles sobre la crueldad de estas muertes. Obviaremos la comparación, de momento.

Capitán Ryder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *