NO SE ENTERAN DE NADA

Dice el refranero popular aquello de “dime de que presumes y te diré de que careces”.

Este dicho se ha vuelto a hacer realidad para los pastores de la Iglesia hace unos días. Llevan 5 años martilleándonos, todos ellos, con aquello del discernimiento, de pensar bien las situaciones, analizarlas etc antes de enjuiciarlas y al primer gusano que les presentan los medios de Fake News se lanzan como locos a tragarlo.

Hablo, como no, del incidente inventado por todos los medios progresistas de EEUU a cuenta de los chicos de Covington Catholic.

Para quien no conozca el incidentes hacemos un breve resumen:

1- Unos chicos de un colegio católico de Kentucky acuden a la marcha por la vida  en Washington.

2- Mientras esperan a ser recogidos por sus autobuses para volver a casa una secta de judíos negros, que se reclaman como los verdaderos y originarios judíos, comienza a insultarles, “hijos del incesto”, “piojos” etc. Todo muy delicado. De pronto, se fijan que hay un chico negro en el grupo y le dicen que cuando crezca sus compañeros le quitarán los órganos.

3- Los chicos se lo toman a broma y ríen entre ellos.

4- En ese momento se acerca un grupo de indios tocando diversos instrumentos y gritando consignas. También habían participado en una marcha.

5- Uno de ellos se acerca a los estudiantes y comienza a tocar el tambor a escasos centímetros de uno de los chavales que, primero sonríe, y luego decide aguantarle la mirada. Una especie de “no me vas intimidar, no voy a retroceder pero tampoco voy a hacer lo que te gustaría, es decir, no voy a realizar nada que se pueda interpretar como una agresión”. Creo que se comporta como el 99% de los adultos no se comportaría en su caso.

6- En un momento dado, alguno de los acompañantes del indio grita a los chicos “sois blancos, volveros a Europa”.

7- Los medios Fake News presentan sólo una parte del corte, grabado en su teléfono móvil, por uno de los acompañantes del indio, diciendo que los chicos han humillado a este anciano indio y que gritaban “Trump, construye el muro”.

8- El colegio católico emite un comunicado diciendo que se investigará el incidente y, si es necesario, habrá expulsión de los chicos. Algunos obispos se lanzan a censurar la actitud de los chicos.

9- Llueven las amenazas, incluso de muerte, sobre los chicos. Se publican en internet las caras individualizadas de los chicos para que cualquier perturbado pueda identificarlos, señalarlos o agredirlos. Se habla abiertamente de evitar así que vayan a la Universidad que quieran, que afecte a su futuro laboral etc.

10- Se publican los videos completos y la farsa queda al descubierto. Empieza, algunos medios, a retractarse. Lo mismo hacen algunos campeones del discernimiento, por ejemplo, el obispo de los chicos.

Este incidente pone al descubierto, una vez más, muchas cosas sobre las cabezas que rigen hoy día la Iglesia:

1- Aún no se han enterado que el New York Yimes, La CNN etc son el enemigo. Un enemigo absolutamente diabólico, que no dudará a linchar a unos adolescentes si con ello pone en dificultades a Trump. Lo que pase con la vida de estos chicos les importa un rábano. Todo ello apoyado en la mentira, faltaría más.

2- Días después, estos mismos medios celebraban que en el Estado de New York ya se podía abortar hasta el momento mismo del parto, sin posibilidad de objeción de conciencia para los médicos.

3- Lo que mueve a estos pastores, sobre todo, es poder ser recibidos en los cócteles del gobernador, aparentar que existe una normalidad en los poderes políticos, fomentar el buen-rollismo etc. Si eso significa dejar tiradas a las ovejas que les han sido encomendadas no será ningún problema.

4- Estos chicos adolescentes, demostraron más templanza y valor que lo que demuestran ellos a diario. El chico que le sostuvo la mirada no le falto al respecto ni un instante, a pesar de la provocación evidente, pero no retrocedió ni un centímetro, algo que ellos hacen tiempo que no saben lo que es.

5- El Arzobispo de Louisville borró el Tweet que miserablemente había publicado. Así son, los primeros que se apuntan al linchamiento de unos chicos. Los primeros a los que los medios anticatólicos dictan la agenda. Un incidente ridículo convertido en asunto de estado para la Iglesia. Ni una palabra de apoyo cuando la farsa es evidente, ni un gesto.

6- Otro tanto, el obispo de la diócesis del colegio.

7- Otro tanto el colegio, que continúa con la investigación.

A continuación el comunicado del Arzobispo de Louisville

 

En los últimos días, he recibido muchas llamadas y mensajes de correo electrónico de personas con diferentes puntos de vista y mensajes aparentemente opuestos sobre los incidentes que involucran a los estudiantes de Covington Catholic High School en March for Life. Muchas de estas llamadas y mensajes han revelado la lamentable polarización en nuestra Iglesia y en nuestra sociedad(1).

Como muchos han notado, durante el fin de semana, me uní a Bishop Foys en una condena de supuestas acciones, no a personas(2). Esta publicación reemplaza esa entrada de blog original con la información adicional a continuación de la Diócesis de Covington. No tengo jurisdicción en la Diócesis de Covington. Sin embargo, he tratado de actuar en solidaridad con el Obispo de Covington, que está en condiciones de tener la mejor información sobre lo que ocurrió y que ha prometido una investigación independiente de la situación. (Vea la declaración de la Diócesis de Covington a continuación.)

En este momento, no voy a adelantarme a la investigación independiente de la Diócesis de Covington con comentarios adicionales.  Quiero asegurarles a aquellos que están preocupados que confío en que Bishop Foys y la escuela se comuniquen y respondan a aquellos que se vieron afectados por estos eventos e informes de los medios.  Independientemente de lo que revele la investigación, espero que podamos usar esto como un momento de aprendizaje, aprender de cualquier error por parte de cualquiera de los involucrados y comenzar el proceso de curación(3).

Declaración de hoy de la Diócesis de Covington

El lunes por la tarde, la Policía de Covington nos alertó de que tenía información sobre una protesta planeada, el 22 de enero, en Covington Catholic High School y una vigilia en la Curia Diocesana. Debido a las amenazas de violencia y la posibilidad de grandes multitudes, se recomendó a la Diócesis que cerrara la Escuela Secundaria Católica de Covington, la Curia Diocesana y la Escuela Latina de Covington vecina.

Agradecemos a los agentes del orden público por su protección y reabriremos cuando digan que es seguro hacerlo. Con respecto al incidente en Washington, DC, entre los estudiantes católicos de Covington, el élder Nathan Phillips y los israelitas hebreos negros, está previsto que la investigación independiente y por terceros comience esta semana.

Este es un asunto muy serio que ya ha alterado permanentemente la vida de muchas personas(4). Es importante para nosotros recopilar los hechos que nos permitirán determinar qué acciones correctivas, si corresponde, son apropiadas. Oramos para que podamos llegar a la verdad y para que esta desafortunada situación se resuelva de manera pacífica y amistosa(5) y pidamos a otros que se unan a nosotros en esta oración.

No tendremos más declaraciones hasta que se complete la investigación

Notas

(1) A la lucha entre la Verdad y la mentira le llaman “lamentable polarización”. Primero echan gasolina al fuego pero luego se lamentan.

(2) Exactamente, de “supuestas acciones” que te sirvieron los enemigos de la Iglesia y que juzgaste de absoluta confianza.

(3) Primero los condena, y cuando es evidente que todo es mentira, ya no hay culpables, aquí no ha pasado nada y curación para todos. Pues sí, hay culpables, entre ellos los medios y las personas que, como él, se lanzaron a linchar a unos adolescentes que han demostrado más hombría y honradez que todos ellos.

(4) Pues sí, como lo oyen, aún con lo visto se les va a investigar, van a quedar marcados y, a muchos de ellos, puede que este incidente les persiga de por vida. Entre otras cosas, porque la confianza que tenía depositada en muchas personas ha quebrado de manera definitiva. Con la forma en como están actuando con estos adolescentes, sobre unos hechos de los que todos conocemos el contenido, a los que no están dudando en arrastrarlos para tener una supuesta paz con los medios fake news, nos indica mucho, mucho más de lo que se piensa, sobre la supuesta protección contra abusos que pueden prestar estos pastores.

5- Para algunos ya no se va a resolver de manera pacífica, pero que le importa a estos monseñores.

Por cierto, el nativo-americano, como les llaman condescendientemente la prensa americana parece ser otro de esos ofendiditos moderno.

Ya había antecedentes. En el caso del enlace, unos estudiantes vestidos de indios en una fiesta era una ofensa a él y sus antepasados.

Capitán Ryder

http://www.fox2detroit.com/news/native-american-claims-racial-harassment-by-emu-students-dressed-as-indians

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *