NO HAY AMOR MAS GRANDE

Este fin de semana era asesinado el policía francés Arnaud Beltrame. Tenía 44 años y estaba casado.

En el ataque a un supermercado francés se ofreció para intercambiarse por una rehén. Como Kolbe hace más de 70 años. Como Kolbe, también era católico.

No me ha sorprendido saberlo, este tipo de acciones no se improvisan, salen de lo más hondo. ¿Qué te lleva en ese momento a una acción de ese tipo? No la demagogia televisa, no la palabrería política, no el “tengo mis derechos”, no la “indignación” que te hace quemar contenedores por que te “sientes perseguido”, no. Nada de eso produce estos héroes.

Hace unos meses era asesinado otro católico, Ignacio Echeverria. Cuando todos en Londres huían de los asesinos, él emprendió el camino contrario. Sabía que se jugaba la vida pero algo mucho más importante bullía en su interior.

En una coherencia absolutamente repugnante Podemos se negó a cualquier tipo de homenaje, medalla o distinción. No en vano, son estas personas el último dique hacia la sociedad nihilista que buscan, la que controlarían fácilmente.

Comentaba una persona en twitter que “Sólo el viejo orden produce héroes dispuestos a dar su vida por los demás”.

No se me ocurre nada mejor. Así es.

Que nuestras oraciones les acompañen en la certeza de que Dios siempre cumple.

Capitán Ryder

P.D: Mis oraciones también por el guardia civil fallecido hace unos días al intentar rescatar a unos conductores en peligro.

Resultado de imagen de heroe del monopatin

Resultado de imagen de guardia civil muerto riada

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *