BREVES MEDITACIONES SOBRE LAS ESTACIONES DE LA CRUZ (XIV)

DECIMOCUARTA ESTACION

Jesús es puesto en el sepulcro

V. Te adoramos, Cristo, y te bendecimos

R. Por que por tu santa cruz redimiste al mundo

Jesús, cuando más cerca estuvo de su triunfo eterno, más lejos del mismo pareció estar. Cuando estaba más cerca de entrar en su reino y ejercer todo poder en el cielo y en la tierra, yacía muerto en una cueva excavada en la roca. Fue envuelto en las mortajas y puesto en un sepulcro de piedra, donde pronto iba a tener un cuerpo espiritual glorificado, que podía penetrar toda sustancia, ir y venir más veloz que el pensamiento, y que estaba por ascender a los cielos. Jesús, haz que confiemos en que mostrarás una providencia similar en nosotros. Danos la seguridad, Señor, que cuanto mayor es nuestra aflicción más cerca estamos de ti, que cuanto más nos burlan los hombres más nos honras tú, que cuanto más nos insultan más nos exaltas, que cuanto más nos olvidan más te acuerdas de nosotros, que cuanto más nos abandonan más cerca de ti quieres llevarnos.

V. Misericordia, Señor.

R. Misericordia.

Que las almas de los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz.

J.H.Newman

En un sepulcro profundo

de una dura y fría roca,

yace el Señor a quien toca

venir a juzgar al mundo.

Muerto, Señor, me conduelo;

sacramentado os venero;

por vuestra Pasión espero

la gracia, la paz y el cielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *