BREVES MEDITACIONES SOBRE LAS ESTACIONES DE LA CRUZ (IX)

NOVENA ESTACION

Jesús cae por tercera vez

V. Te adoramos, Cristo, y te bendecimos

R. Por que por tu santa cruz redimiste al mundo

Satanás tendrá una tercera y última caída, al fin del mundo, cuando sea encerrado para siempre en la prisión eterna de fuego. Él sabía que éste iba a ser su fin, y no tiene esperanza sino sólo desesperación. Sabía que ningún sufrimiento que pudiese infligir en aquel momento al Salvador de los hombres le valdría para salvarse de esa perdición. Pero, con horrible furia y odio, decidió insultar y torturar mientras podía al gran Rey cuyo trono es eterno. Por tanto, lo derribó en tierra con furia por tercera vez. Jesús, Unigénito de Dios, Verbo encarnado, adoramos con temor y temblor y con profunda gratitud esa terrible humillación de que tú, siendo el Altísimo, hayas permitido ser caza y presa del Maligno, aunque sea por una hora

V. Misericordia, Señor.

R. Misericordia.

Que las almas de los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz.

J.H.Newman

¡Oh, cuánta malicia encierra

tu corazón inhumano,

que a todo un Dios soberano

tantas veces le echa a tierra!.

¡Ay, Jesús! yo he repetido

tus caídas con las mías,

pero ya todos los días

quiero llorar mi descuido

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *