BREVES MEDITACIONES SOBRE LAS ESTACIONES DE LA CRUZ (III)

TERCERA ESTACION

Jesús cae bajo el peso de la cruz por primera vez

V. Te adoramos, Cristo, y te bendecimos

R. Por que por tu santa cruz redimiste al mundo

Satanás cayó del cielo en el principio, por la justa sentencia de su Creador, contra quien se había rebelado. Y cuando tuvo éxito en ganar al hombre para unirlo a su rebelión, y su Hacedor vino para salvarlo, entonces llegó la breve hora de su triunfo, que trató de aprovechar al máximo. Cuando el Santo se hizo carne, y estaba por ello en su poder, determinó, como revancha maliciosa por haber sido derribado por el brazo del Altísimo, derribarlo a u vez de un duro golpe. Entonces fue que Jesús cayó repentinamente. Amado Señor, por esta primera caída tuya levanta del pecado a todos los que han caído tan miserablemente bajo su poder.

 

V. Misericordia, Señor.

R. Misericordia.

Que las almas de los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz.

J.H.Newman

Oprimido en gran manera

el buen Jesús con la carga,

dio una caída amarga

aquí por la vez primera.

Viendo, mi Bien, la caída

que dais bajo el duro leño,

yo propongo hacer empeño

de enmendar mi mala vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *